Argentina.ar

30.08.2014 | 21:08 ( GMT -3 )

05.01.2010

Argentina y los Mundiales 2010

Los distintos combinados deportivos de la Argentina se preparan para afrontar un año cargado de competencias. Un recorrido por los calendarios internacionales ratifica que este será el año de los Mundiales.

Desde la definición del Mundial de la clase Cadet de yachting, hasta el domingo 19 de diciembre, cuando dé las hurras en Dubai el Mundial de natación en pileta corta, 2010 brindará Mundiales en al menos 27 deportes y muchas más disciplinas. Un recorrido por los calendarios internacionales oficiales ratifica que este será el año de los Mundiales.

Sudáfrica albergará los sueños del fútbol desde el 11 de junio. Turquía será la sede, desde el 28 de agosto, de un desafío más de la Generación Dorada del básquetbol. Dos días después comenzarán Las Leonas a disputar en Rosario la cita máxima del hóckey sobre césped. Y el 24 de septiembre llegará en Italia el Mundial masculino de vóleibol. También competirán los varones del hóckey sobre césped, desde el 28 de febrero en India, y las basquetbolistas en República Checa, desde el 23 de septiembre.

El yachting acaparará Mundiales en sus clases, entre ellas 49er, 29er y Star (enero), Soling (febrero), Fórmula Windsurfing y Laser 4.7 (marzo), Finn (mayo), Sunfish (junio), Laser Radial, 470, Tornado y Cadet Internacional (julio), J24, Windsurf y Laser (agosto).

El atletismo aportará al calendario los Mundiales en pista cubierta en Doha y cross country en Polonia (marzo), marcha en México (mayo) y medio maratón en China (octubre). Mientras que en ciclismo habrá Mundiales de cyclo-cross en República Checa (fin de mes), de pista en Copenhague (marzo) y de BMX en Sudáfrica, entre el 29 de julio y el 1° de agosto.

Otros deportes que llevarán a cabo Mundiales en varias disciplinas durante este año son el canotaje, la gimnasia y el patín.

En cuanto a las canoas, habrá competencias en aguas rápidas en España (7 al 13 de junio), en pista clásica en Polonia (19 al 22 de agosto), en slalom en Eslovenia (9 al 12 de septiembre) y en maratón en España (23 al 26 de ese mes).

La gimnasia tendrá Mundiales de aeróbica en Francia (18 al 20 de junio), de acrobática en Polonia (16 al 18 de julio), de rítmica en Rusia (19 al 26 de septiembre), de artística en Rotterdam (17 al 24 de octubre) y de trampolín en Francia (11 al 13 de noviembre).

Y habrá Mundiales de patín en sus distintas variantes: hockey en línea en República Checa (2 al 17 de julio), hockey sobre patines femenino en España (25 de septiembre a 2 de octubre), patín carrera en Venezuela (1° al 10 de octubre) y patín artístico en Portugal (10 al 22 de noviembre).

Los Campeonatos Mundiales no pararán mes a mes: habrá de tenis de mesa por equipos en Rusia (mayo), softball en Venezuela (junio), tiro con arco en Hungría, aguas abiertas en Canadá y tiro en Alemania (julio), bádminton en Francia (agosto), pentatlón moderno en China, duatlón en Escocia, lucha en Rusia, boxeo femenino en Barbados, judo en Japón, pesas en Turquía y equitación en Estados Unidos (septiembre), karate en Serbia y remo en Nueva Zelanda (octubre) y esgrima en Francia (noviembre).

El básquet argentino

¿Querrá o podrá jugar Manu Ginóbili? ¿Convencerán a Walter Herrmann para que vuelva? ¿Se despedirá Fabricio Oberto? ¿Tendrá una nueva oportunidad el Colo Wolkowyski? ¿Recibirán permiso o tendrán sus contratos arreglados los NBA para poder ir? Estos y otros interrogantes sobre el seleccionado se develarán con el transcurrir de los primeros meses de 2010 hasta encontrar una respuesta concreta al promediar el año, en agosto exactamente, cuando comience la gran cita en Turquía. 

Ese es el foco del básquetbol argentino este año, su séptimo mundial consecutivo. Es también un objetivo clave de la Generación Dorada, que, aunque sabe que ahora será más arduo trascender, no quitará de la mira la difícil posibilidad de recuperar la medalla de oro birlada por el árbitro Nico Pitsilkas en Indianápolis 2002. Es la asignatura pendiente. 

Los rivales crecieron y los nuestros envejecieron. Sobran talento y experiencia, pero hubo recambio suficiente. Con la mayoría de los consagrados por encima de los 30 años, jugar diez partidos en dos semanas será un problema. Sergio Hernández necesitará rotar el banco de suplentes con acierto para no desgastar a las estrellas, pero sin arriesgar el triunfo. Un trabajo administrativo complicado, dentro de un grupo (el A) que será difícil por el arranque (enfrentamientos con Alemania y con Australia) y que tiene la contra de cruzar con el B, el único que no se mueve de Estambul (porque están los siempre privilegiados norteamericanos). La Argentina jugará en desventaja, con rivales que ya tendrán cinco juegos en ese estadio. 

Será indispensable Manu, pero también su buena salud y su disponibilidad sin presiones de la franquicia de la NBA que lo haya contratado. Porque ése es un tema crucial. Si no extiende su contrato con los Spurs antes de mediados de año, en julio será agente libre y habrá que ver qué dice su nuevo (o no) patrón sobre su viaje a Turquía. Situación que puede repetirse con Luis Scola, Carlos Delfino y Fabricio Oberto, que también terminan sus contratos en junio y escucharán ofertas. 

Las chicas del básquet

El Mundial que el seleccionado femenino disputará este año en República Checa será el cuarto en serie para el representativo albiceleste, pero esta vez, la clasificación, conseguida brillantemente en el Torneo de las Américas disputado en septiembre pasado en Cuiabá, Brasil, vino a coronar un año fantástico para el básquetbol de mujeres de nuestro país, con grandes actuaciones también en las categorías juveniles. 

Para el equipo que conduce Eduardo Pinto será la posibilidad de ratificar y de desarrollar los progresos que vino mostrando en los últimos tiempos. La Argentina finalizó el año en la 10a posición en el ránking de la FIBA. El objetivo del equipo no será sencillo de conseguir, pero está claro: mejorar el noveno lugar alcanzado en el Mundial de 2006, en Brasil. Tendrá que apelar al temple y al sentido colectivo que mostró hasta aquí. "Son unas guerreras en todo el significado de la palabra", las definió su DT. 

En la gran cita del año, que se disputará entre el 23 de septiembre y el 3 de octubre, la Argentina integrará el nada sencillo Grupo D. Debutará ante los locales y luego se medirá, sucesivamente, con Japón y con Rusia (2a en el escalafón mundial, detrás de Estados Unidos). Es decir que en su camino inicial se las verá con dos potencias (los checos figuran 6os en el ránking). Todos sus partidos de la primera etapa se jugarán en Brno. Del Mundial participarán 16 seleccionados y la final se jugará en Karlovy Vary. 

El hockey sobre césped femenino

Rosario estará más cerca que nunca para los 12.000 espectadores que seguirán a las Leonas en cada uno de los partidos del Mundial. La ciudad consiguió rápidamente el visto bueno de la Federación Internacional en pos de convertirse en sede de la cita, que se realizará del 30 de agosto al 12 de septiembre próximo. La urbe santafecina está avalada por su exitosa experiencia en el Champions Trophy 2004, pero además por su cultura en el hockey sobre césped. Sin ir más lejos, allí nació la mejor jugadora de la historia, Luciana Aymar. 

Todavía es prematuro ofrecer un diagnóstico definitivo de las posibilidades de la Argentina, pero por los resultados de los últimos años y su ranking (2°) parte como uno de los favoritos. Al menos, Holanda (1°) ya no estará bajo la dirección de Marc Lammers, conocido aguafiestas albiceleste. El que ocupa el banco ahora es Herman Kruis, encargado de revalidar el título de la Oranje obtenido en Madrid 2006. 

Más allá de los hipotéticos rivales, las Leonas tienen un largo trecho por delante antes del Mundial. Luego de una preparación de ocho meses, que incluirá el Champions Trophy en Nottingham, podrá sacarse una conclusión más certera del potencial del equipo, que experimentó una profunda renovación con la llegada de Carlos Retegui. 

Una de las prioridades es que las chicas -principalmente las de menor edad- aumenten 2 o 3 kilos de masa muscular para sostener partidos a una mayor intensidad, con más bagaje físico. Lo otro está relacionado con lo táctico: pasar a jugar con tres defensoras, un cuadrado con dos volantes defensivas y otras dos ofensivas, más tres delanteras. Es decir, una formación 3-2-2-3. 
Pero más allá de las fórmulas de pizarrón, es imposible hablar de este carismático equipo si no es con nombres propios. Un día antes de la última Nochebuena, el entrenador sorprendió con la convocatoria de Cecilia Rognoni, una de las jugadoras más desequilibrantes de la época de oro. La defensora estuvo ausente del seleccionado en los últimos cinco años y no jugó con la mayoría de las chicas del actual plantel. Sin embargo, si llega a la máxima cita al ciento por ciento físicamente y logra una adaptación total, podrá ser el contrapeso ideal para Aymar. 

Lucha es el emblema, la capitana en la que se deposita la gran esperanza. Sus inigualables aptitudes técnicas y la capacidad de liderazgo conforman la guía para este seleccionado. "Quiero que Aymar sea Messi con la pelota y Mascherano sin ella", pide Retegui, que basa su conducción en la confianza hacia sus jugadoras, pero también en el rigor de los entrenamientos. 

Una oportunidad para seguir creciendo 

El seleccionado de varones de Hockey sobre césped se dará el gusto de capitalizar lo conseguido el 22 de noviembre del año pasado, aquella angustiosa pero vibrante clasificación para el Mundial, atesorada en el Estadio Nacional de Quilmes tras la victoria sobre Bélgica por 4-3. Entre el 28 de febrero y el 13 de marzo participará en Nueva Delhi de la máxima cita, que le propondrá un sinfín de exigencias en cada partido. 

La Argentina integrará el Grupo A con Alemania, Holanda, Corea del Sur y Nueva Zelanda. En verdad, cualquier conformación de zonas que le hubiese tocado habría implicado una dificultad mayúscula, teniendo en cuenta que figura varios escalones abajo respecto de las potencias. Sin embargo, el conjunto de los hermanos Pablo y Jorge Lombi llegará con un estado de ánimo óptimo y sin mucho para perder, si se atienden las grandes frustraciones vividas por este seleccionado en los últimos años. 

El vóleibol masculino

Si el año pasado la Argentina volvió a sentir la satisfacción de luchar mano a mano con las potencias, 2010 será el momento de consolidar esa realidad. 

Con el Mundial de Italia y la Liga Mundial por delante, el entrenador de la selección, Javier Weber, tendrá en sus manos la posibilidad de afianzar a un equipo que ha dado sobradas muestras de capacidad y ambición, y con el que pretende dar el siguiente paso en el plan que apunta, como objetivo final, a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. 

Aquella declaración del técnico de que la Argentina debía llegar a colocarse entre los mejores 8 equipos del mundo, dicha con la entonación con la que se enuncian los grandes objetivos, se ve hoy como mucho más terrenal tras un 2009 exitoso, tanto entre los mayores como entre los juveniles. 

Las pruebas de este año tendrían que elevar la vara con la que Weber mide al equipo a nivel internacional. La Copa del Mundo, que se disputará del 24 de septiembre al 10 de octubre en tierras italianas, será el gran objetivo de la temporada. En la primera fase, la selección nacional compartirá el grupo D con Estados Unidos, Venezuela y México, una zona que invita a pensar en que clasificarse para la siguiente etapa, a la que arribarán los tres mejores equipos del grupo, no debería ser una utopía. "Tenemos al campeón olímpico, Estados Unidos, que es un rival de mucho peso y con historia; a Venezuela, que es una selección del mismo nivel de la Argentina, a la cual le hemos ganado en el último Sudamericano, y a México, que, en teoría, es el rival más débil del grupo. Habrá que ir partido por partido, pero estoy muy conforme con el grupo, y también me gusta mucho la ciudad de Reggio Calabria, en el sur italiano", analizó Weber. 

Pero además del Mundial de Italia, el conjunto nacional tendrá una nueva oportunidad de participar del cuadro final de la Liga Mundial, lo que asegurará la continuidad del roce competitivo con las potencias, sea cual sea el resultado en la fase previa. La cita será en Córdoba entre el 21 y el 25 de julio y representará la tercera participación argentina en un Final Six. El objetivo, claro está, será mejorar el quinto puesto que se obtuvo en 2009. 

Parte de los festejos del Bicentenario 


La decisión de la Federación Internacional de Vóleibol (FIVB) de otorgarle la organización del Final Six de la Liga Mundial a la Argentina fue tomada por los dirigentes locales como una muestra de confianza y respaldo hacia la gestión del voleibol argentino. 
El certamen será, además, uno de los acontecimientos deportivos que formarán parte de los festejos por el Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, organizados por el gobierno nacional. 

La cita con los mejores equipos del mundo será entre el 21 y el 25 de julio en el estadio Superdomo Orfeo, de Córdoba, y aunque no será la primera vez que la Argentina reciba a la instancia final de la Liga Mundial, en esta ocasión la expectativa es distinta. El quinto lugar del año pasado invita a ilusionarse con que se pueda mejorar ese resultado, de la mano de la ventaja que siempre brinda la localía. 

El tenis argentino

Esto ya fue dicho antes, pero Juan Martín del Potro se encarga de actualizar la información, de sacarle todo el jugo a una marca particular: con 17 años, en 2005, fue el más joven entre los 200 mejores tenistas del ranking mundial; con 18, en 2006, el más chico entre los 100 primeros; con 19, en 2007, fue el benjamín entre los 50 mejores; con 20, en 2008, el de menor edad entre los top ten ; con 21, en 2009, fue el más joven entre los cinco mejores del planeta. Esto es pasado y estamos aquí para hablar de lo que le espera en esta temporada, es cierto. Pero ¿cómo no pensar en que esta misma nota, en un año, diga que Del Potro terminó 2010 como el más joven tenista en el podio mundial? Será el año en que Juan Martín empiece a pensar seriamente en alcanzar el N° 1 del mundo. 

Delpo parte esta temporada como el quinto jugador del mundo, con una diferencia de casi 2000 puntos (equivalentes a dos Grand Slams), sobre el sexto, Nikolay Davydenko. Y arrancará a sólo 245 unidades del N° 4, Andy Murray. En el primer semestre cuenta con un buen margen para sumar puntos. Por supuesto que para hacer realidad las ilusiones no sólo debe jugar bien y ganar, sino que tendrá que esperar los resbalones de sus rivales: Roger Federer debe defender dos títulos de Grand Slams y dos finales; Rafael Nadal tiene un primer semestre cargado de puntos. ¿La lucha será con Novak Djokovic y Murray? Subestimar a Federer y a Nadal es mala idea. Como ejemplo, está el propio Roger, de quien en las últimas temporadas siempre se esperó que no pudiera repetir tan altos standards de calidad, algo que sucedió apenas una vez, en 2008, cuando ganó el US Open, fue finalista en Roland Garros y Wimbledon y sólo bajó hasta el 2° puesto del ranking. 

El tandilense está instalado en la crema del tenis. Y con el US Open 2009 es, para siempre, un campeón de Grand Slam, una estatura codiciada por todos y alcanzada en la Argentina sólo por una elite formada también por Guillermo Vilas, Gastón Gaudio y Gabriela Sabatini. Ratificar logros siempre es un desafío mayúsculo. Y a Del Potro se le presentará, con toda la fuerza, en la segunda parte del año, cuando se hallan sus más altos resultados. Mejorar también está en sus planes, y ahí aparece Wimbledon. 

Pero también está la Copa Davis, el sueño que pone a Juan Martín del Potro y su equipo en una encrucijada. La Argentina debutará ante Suecia como visitante y sólo puede soñar con ser local en una hipotética final. Ganar la Ensaladera de Plata en 2010 requerirá un esfuerzo y un compromiso enormes. El corazón (y ese extraño sentimiento muy argentino de no traicionar al país deportivamente) le indica a Del Potro que debe estar; su cabeza, que quiere alcanzar el N° 1, le dice que ese desgaste será negativo. La caída en la final de 2008 ante España no es un antecedente menor en su memoria. 

Argentina, de cara a Sudáfrica 2010

La Selección Argentina se prepara para afrontar el Mundial Sudáfrica 2010. Apura el calendario y las estaciones de prueba son muy pocas. Además de un puñado de amistosos en el país contra visitantes devaluados, que sólo arrojarán conclusiones irreales como sucedió el año pasado con Panamá y Ghana, la Argentina visitará el 3 de marzo a Alemania, en Munich, y todavía se están tramitando hasta tres encuentros más, quizá frente a Israel, un seleccionado africano y otro europeo. Si no aparece un volantazo salvador, se tratará de ocasiones en las que la selección volverá a quedar como un equipo descompensado. Con todos los riesgos a la vista. 

Se supone que al finalizar las eliminatorias, el equipo que se asegura el pasaje al Mundial ya cuenta con una base definida, con una línea de referencia, un tramado táctico y una raíz conceptual. Aquí no hay nada, más allá de un dibujo 4-4-2 que incluso no les sienta bien a las características de algunos jugadores. Sin partituras confiables, los intérpretes no afinan. ¿Cuántos titulares tiene hoy la selección? Messi, Mascherano, quizá Jonás y Demichelis... ¿El arquero es Romero? El físico de Verón confirmó en la final del Mundial de Clubes que su aporte será intermitente. ¿Y los laterales? ¿Y el doble cinco? ¿Y el socio de Messi? Todas dudas, sí, de las que paralizan. 

Cronograma de las competencias más importantes

Febrero-marzo: Mundial de Hockey sobre césped masculino.

Junio: Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.

Julio: Final Six de la Liga Mundial de Vóleibol.

Agosto-septiembre: Mundial de Básquet masculino.

Agosto-septiembre: Mundial de Hockey sobre césped femenino.

Septiembre-octubre: Mundial de Básquet femenino.

Septiembre-octubre: Copa del Mundo de Vóleibol.

Diciembre: Mundial de pileta corta.

Fuente: Clarín y La Nación.
 

Comentarios

Argentina.ar no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. Argentina.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Código de seguridad
Hay 1 comentario
manu dijo:
05.06.2010 14:05:00

si que son (****) nooooo

Volver